Seleccionar página


Llega el calorcito y las mantas comienzan a sobrar en la cama y los abrigos cada vez salen menos a la calle. Llega el momento tan temido por muchos: el cambio de temporada en el armario. Para no sufrir en este cambio, necesario al menos dos veces al año, es bueno tener armarios a medida que nos faciliten el almacenaje de la ropa para conservarla en las mejores condiciones posibles. Aquí tienes algunos consejos para superar este reto primaveral.

Ahorrando espacio:
Para aprovechar al máximo todo el espacio disponible, que suele ser reducido para todo lo que tenemos en casa, podemos guardar las mantas y edredones en bolsas al vacío. De esta forma conseguimos reducir hasta tres veces el tamaño de las bolsas. Es importante lavar y secar bien la ropa antes de guardarla para que no salgan humedades ni manchas mientras no la usemos. Con determinados materiales es conveniente añadir bolitas de naftalina o productos antipolillas si van a estar mucho tiempo guardados.
Altillos y rincones:
Para los zapatos y complementos podemos utilizar cajas de madera con compartimentos que guardaremos en altillos o en los rincones que en casa o que hayamos habilitado al colocar armarios a medida. Por ejemplo, debajo de la cama o el sofá. Es conveniente guardar zapatos de invierno, como botas altas, con cartones en el interior, de manera que no se deformen durante los meses que estarán guardados.
Guarda por habitaciones:
Una buena forma de organizarlo todo de cara al cambio de estación es guardar la ropa y el textil del hogar empaquetado según habitaciones. De esta forma podremos hacer el cambio en varias tandas ahorrando tiempo y espacio. Si tenemos armarios a medida en casa podemos asignar un lugar a cada una de las cajas y siempre tendremos todo a mano.­­­­­­­­

Armarios Avenida 2

Please follow and like us:
icon Follow en US