Seleccionar página

Son muchas las parejas que decidieron comprar un piso o una casa cuando todo iba bien pero ahora quieren ponerle fin a su relación. En estos casos lo mejor es contar con un abogado matrimonialista en Sevilla para llevar a cabo la preparación necesaria. A la hora de divorciarse cuando tenéis un piso y una hipoteca en común lo mejor es contar con un profesional como Asencio Cantisan.

Hay que tener en cuenta que casi todas las hipotecas son de carácter solidario. Esto quiere decir que cada uno de los deudores está obligado a devolver la totalidad del préstamo y no solo una parte del mismo. A la entidad financiera no le importa cuál de los dos lo pague o de donde salga el dinero que paga la hipoteca. Todo ello son pactos privados que no afectan al banco y tienen que ser llevados a cabo entre los cónyuges.

A la hora de divorciarse puede darse el caso de que uno de los dos decida que se queda la casa y compensa al otro con el valor de la misma. Normalmente esta compensación suele ser asumir el 100% de la hipoteca y además pagar luna cantidad si la asunción de la hipoteca no es suficiente. Lo que ocurre en estos casos es que el pacto privado no vincula a la entidad financiera, por lo que ambos seguirán siendo deudores.

También puede pasar cuando hay hijos que uno de ellos decida que quiere usar el piso para vivir con los niños, mientras que el otro tiene que buscarse otra nueva vivienda pese a seguir teniendo que abonar la primera hipoteca. Los divorcios pueden ser de lo más complicado si no cuentas con el asesoramiento de un abogado matrimonialista en Sevilla. Por ello te animamos a usar estos servicios para poder solucionar el trámite de la forma más rápida posible.

Please follow and like us:
icon Follow en US