Seleccionar página

Tener alguna de las piscinas de poliéster de moda es fácil, pero mantenerla requiere una atención que muchos desconocen. Todos queremos disfrutar al máximo de ella con la llegada del buen tiempo sin convertirse en un foco de infecciones.

Especialistas como los de Poliéster Casariche aconsejan usar los productos químicos necesarios para que se desinfecte y conserve el agua en las mejores condiciones para mantener la calidad de la misma. La utilización de cloro natural o químico conseguirá que el agua se mantenga clara y transparente. Mantener el pH, cloro, dureza o alcalinidad estén en las óptimas condiciones resulta de lo más importante. Pese a que actualmente no vas a utilizar tu piscina, es necesario que sigas tratándola con el fin de evitar tener que llenarla de nuevo una vez que llegue el buen tiempo.

Utilizar un buen limpiafondos también es algo básico. De esta forma se consigue eliminar cualquier tipo de suciedad en el agua, las paredes o el suelo de la piscina. No utilizarlo de forma periódica puede tener graves consecuencias para la piel. También será necesario que realices esta actividad continuamente, pese a que estemos en un mes en el cual no solemos utilizar con frecuencia la piscina.

Vaciar el menor número de veces posibles es muy conveniente debido a que cuando está vacía el revestimiento está mucho más expuesto. Y como última instancia, el agua no tiene que tener agua elevada. A partir de los 28º resulta mucho más fácil que los microorganismos afecten al revestimiento y sea mucho más fácil que se adhiera a su superficie.

Existen otros tratamiento que requieren de asistencia profesional, ayudando a prolongar la vida útil de tu piscina de forma más compleja. Conseguir que tus piscinas de poliéster tengan el mejor aspecto posible es tarea fácil gracias a estas medidas tan simples.

Please follow and like us:
icon Follow en US